10-02-2015

La venta de música sube un 21,2% en España en 2014

El éxito de Pablo Alborán, Bisbal, El Barrio y el auge del ‘streaming’ explican el repunte, el primero en todo el siglo XXI

 

- ‘Terral’ coloca al cantautor romántico malagueño en lo más alto de las listas de álbumes por cuarta temporada consecutiva

 

- ‘Bailando’ de  Enrique Iglesias con Descemer Bueno y Gente de Zona, la canción más descargada y escuchada en ‘streaming’

Los españoles se gastaron en música grabada un total de 149,9 millones de euros a lo largo de 2014, una cifra que supera en un 21,2% los registros del ejercicio anterior y que supone el primer repunte del sector en el siglo XXI, tras tocar fondo en 2013 y después de doce años consecutivos de bajadas ininterrumpidas. La coincidencia esta temporada de nuevos álbumes a cargo de artistas con gran predicamento popular (en particular Pablo Alborán, Bisbal, El Barrio y Fito & Fitipaldis) y el auge del streaming explican esta mejoría en el comportamiento. El mercado discográfico español se coloca así en niveles muy parejos a los de 2011, según el informe económico anual que elabora Promusicae, la patronal de los productores de música que abarca al 90 por ciento del sector en España.

 

Buenas noticias, por primera vez desde 2001, para el sector fonográfico. 2014 se cierra con un alentador balance, puesto que esos casi 150 millones de euros facturados constituyen un paso adelante frente a los 123,6 millones que se contabilizaron durante 2013, el peor año en la historia del sector. La relación de fuerzas entre el mercado físico y el digital tiende cada vez más al equilibrio: los soportes como el CD o el vinilo se llevan el 58% del mercado, mientras descargas o escuchas on line significan el 42% restante.

 

Esta mejoría constituye un resquicio de esperanza después de doce años de castigo durísimo para el sector, que había entrado en el nuevo siglo con unos ingresos de 626 millones en 2001. La situación “sigue siendo, evidentemente, muy delicada, tras un desplome del mercado de un 80% en los últimos años” según el diagnóstico del presidente de Promusicae, Antonio Guisasola. Que añadió, “el comportamiento favorable de los nuevos modelos de consumo digital representa ahora un buen augurio a pesar de ser cifras realmente modestas y alejadas de las que deberían registrarse en un país con tanto músculo cultural como es España”. Pero esta “tímida mejoría”, a su juicio, “demuestra que el gran esfuerzo de diversificación y reivindicación del sector comienza a dar sus frutos, incluso en circunstancias económicas tan adversas y con el grave problema de la piratería aún lejos de resolverse”.

 

El streaming, la escucha sin descarga de música que ofrecen, en modalidades gratuitas o de suscripción, plataformas como Spotify, YouTube, Napster, Vevo, Deezer y XBox Music, le ha supuesto a las discográficas unos ingresos de 47,2 millones, (un 36,3 por ciento más que los 34,6 millones obtenidos en el caso de 2013), sustentado en gran medida en un crecimiento en torno al 30 por ciento en el número de suscriptores. El auge de este tipo de consumo coincide con el estancamiento de las descargas de canciones o álbumes en iTunes o similares (14,2 millones, un 2% menos que en el periodo previo), mientras que los productos de móvil, como tonos o canciones de espera en las llamadas (ringback tones), ya solo generan 1,4 millones, con una caída interanual superior al 20%.

 

En el apartado de ventas físicas, el formato CD logra frenar su desplome y despacha 11,6 millones de unidades, un 22% más que en el ejercicio previo (9,5 millones). Al mismo tiempo se sigue consolidando el regreso del vinilo como el preferido entre grandes melómanos y coleccionistas. Los 260.000 elepés vendidos son una cifra todavía discreta, pero representa un estirón del 85,7% en comparación con los 140.000 del año 2013.

 

Reinado absoluto de Alborán

Ese despegue del streaming, parejo al que están registrando los principales mercados musicales en el resto del mundo, coincidió en 2014 con nuevos discos de algunos de los grupos y artistas que gozan del fervor popular. Y en este apartado, el malagueño Pablo Alborán supera todas las marcas. Su tercer álbum de estudio, Terral, apareció a mediados de noviembre y esas seis semanas le bastaron para superar los 157.000 ejemplares vendidos, lo que equivale a tres discos de platino. El autor de Solamente tú lleva cuatro años como artista en activo y los cuatro ha sido el número uno en ventas. Tal es su predicamento entre los aficionados que su disco anterior, Tanto, fue el décimo más vendido de la temporada pese a que la fecha de publicación se remonta a 2012.

 

Sin llegar a las dimensiones del fenómeno Alborán, otros músicos con nuevo trabajo en 2014 renovaron la confianza del gran público. Así fue el caso del almeriense David Bisbal, que con Tú y yo despachó 125.000 unidades y se convirtió en el único, junto al malagueño, en alcanzar los seis dígitos. Otro andaluz, el gaditano El Barrio, un artista de corte muy popular y tradicionalmente alejado de los grandes medios de comunicación, se aupó hasta el tercer puesto en la lista de ventas con Hijo del levante (doble platino), su primera entrega discográfica en tres años. Y otro autor muy querido, Fito Cabrales y los Fitipaldis, colocó su Huyendo conmigo de mí en la cuarta plaza, aprovechando la expectación tras cinco años sin canciones nuevas. Su álbum en vivo inmediatamente anterior, En directo desde el Teatro Arriaga, asoma por el puesto 28.

 

El análisis de los primeros puestos en la lista de álbumes corrobora, más aún que otros años, el dominio absoluto de la música en castellano en las preferencias de los compradores. Entre los veinte primeros discos, solo tres corresponden a artistas foráneos, y en puestos discretos: Four le proporciona a One Direction el puesto 12, Ghost stories de Coldplay aparece en el 17, pese a su perfil mucho menos comercial que el de títulos anteriores, y el regreso en diciembre de AC/DC con Rock or bust se cuela en el 19.

 

En el resto de los casos, el español constituye el vehículo de expresión para los artistas de mayor calado. Los hermanos adolescentes Gemeliers cosechan una sorprendente quinta plaza con Lo mejor está por venir, y otros artistas mucho más consolidados copan el resto de la tabla: Malú (, en el 6), Melendi (Un alumno más, 7), Manolo García (Todo es ahora, 8), Joan Manuel Serrat (Antología desordenada, 9), Enrique Iglesias (Sex and love, 13); el trabajo homónimo de Dani Martín, en el 14, Antonio Orozco (Dos orillas, 18) y Cadore 33, de Sergio Dalma, ya en el 20. Como datos también llamativos, Sueños cumplidos,el debut del televisivo David Barrull, ganador de La Voz, alcanza el número 11, mientras que las bandas sonoras de Hoy somos más y Violetta‑En concierto se posicionan en el 15 y el 16, respectivamente.

 

Enrique Iglesias

El panorama es sustancialmente distinto en las clasificaciones de canciones más descargadas y más escuchadas a través de streaming, donde los temas concebidos para las pistas de baile suelen obtener los mejores resultados. Esta tendencia se afianza plenamente en 2014, con un vencedor muy destacado en ambas modalidades: Bailando, de Enrique Iglesias con Descemer Bueno, que acumula más de 80.000 descargas legales y se escuchó on line en cerca de 35 millones de ocasiones.

 

Los puestos de privilegio en la clasificación de descargas los completan Pharrel Williams (Happy),David Bisbal (Diez mil maneras), Faul/Wad Ad/Pnau (Changes), John Legend (All of me), Avicii, Shakira, Enrique Iglesias junto a Romeo Santos (Loco), Milky Chance y Wisin. Happy también se afianza en el puesto número 2 del streaming, con John Legend, Clean Bandit (Rather be), Romeo Santos (Propuesta indecente), Wisin, Pitbull con Ke$ha, Calvin Harris, Nicky Jam y Katy Perry para redondear este top 10. De todos modos, 2014 será el último año con rankings diferenciados para descargas y escuchas en línea, puesto que Promusicae aplica desde enero de 2015 una fórmula para unificar ambas clasificaciones y ofrecer un panorama más global y simplificado de las preferencias de los oyentes.

 

Como curiosidad final, en el cada vez más restringido mercado del DVD musical prosigue el dominio avasallador de Cantajuego, los sucesivos vídeos enfocados a los más pequeños de la casa, que ocupan las nueve primeras plazas del listado. Solo Malú y su Tour Sí consigue hacerse un hueco in extremis en el número 10. Y en el apartado de cedés recopilatorios también se prolonga el reinado de Los nº 1 de 40 Principales, hasta el punto de que la antología correspondiente a 2013 obtiene el puesto número 2. Mujeres y hombres y viceversa, las canciones de la edición número 15 de Gran Hermano y Lo mejor de La Voz Kids completan esas cinco primeras posiciones de esta tabla.

 

¿Más información?
Relabel Comunicación

Tlf. 91 435 68 08

Correo electrónico: prensa@relabel.net

 

Puede consultar las Listas Anuales 2014 en este enlace.

Puede consultar el Informe sobre el Mercado de Música Grabada 2014 en este enlace.