24-10-2017

Promusicae analiza en el BIME la situación de la música grabada

Los expertos toman el pulso a un momento decisivo, donde el auge del ‘streaming’ contrasta con las quejas de los artistas por la ‘brecha de valor’

Promusicae regresa un año más a Bilbao para participar de forma activa en BIME, la importante feria internacional para profesionales de la música que alcanza su quinta edición. La entidad que agrupa a la gran mayoría de productores musicales españoles tomará el pulso al mercado de la música grabada con una conferencia y mesa redonda programada este miércoles 25, entre 16.15 y 17.15 horas, bajo un título elocuente: La sostenibilidad del mercado de la música en España.

 

El director de Planificación y Desarrollo de Promusicae, Carlos García Doval, será el encargado de moderar y encauzar un debate del que también formarán parte otras tres voces muy cualificadas del sector: la directora general de Blanco y Negro Music, Verónica Casas; el director de Ventas Digitales de Sony Music en España y Portugal, Marcelino Moraleda, y el director de la Unidad de Negocio de GfK (la empresa que contabiliza las ventas musicales en España), Íñigo Palao. Entre los cuatro diseccionarán por espacio de una hora las oportunidades, retos, dificultades y complejidades propias de un mercado en permanente reinvención, que ha sufrido casi tres lustros de pérdidas prolongadas por efecto de la piratería y la crisis, y ahora afronta una nueva temporada de cambios.

 

El análisis que expondrá García Doval a los profesionales acreditados en BIME Pro parte de un dato alentador: la consolidación del streaming como un modelo de consumo muy apreciado por los aficionados a la música y el subsiguiente incremento, en cifras cercanas al 20 por ciento, que la facturación del sector ha venido experimentando a lo largo de los últimos tres años, después de sufrir caídas severas e ininterrumpidas desde 2001. Sin embargo, este panorama ofrece nuevas dudas inminentes ante el hecho de que España es el país europeo con mayor número de usuarios en la modalidad gratuita de las plataformas de escuchas en línea. Y los nuevos acuerdos alcanzados con servicios como Spotify priman la compensación a autores, artistas y productores a partir de las escuchas a cargo de los usuarios que satisfacen una cuota mensual, mientras que ofrecen menores ingresos a la industria derivados de quienes aún recurren a la modalidad gratuita y financiada con inserciones publicitarias.

 

Será interesante escuchar el diagnóstico de los cuatro ponentes sobre esta peculiaridad del mercado español, justo en un momento en que los consumidores de nuestro país sí están contratando de manera significativa servicios de pago similares en plataformas audiovisuales para películas y series de televisión. Pero aún más significativo resultará el análisis que García Doval, Casas, Moraleda y Palao puedan establecer en torno a otro de los grandes caballos de batalla con el que se enfrenta el sector. Nos referimos a la brecha de valor (value gap, en terminología anglosajona) que han denunciado reiteradamente músicos y productores por el escaso retorno que la música obtiene de YouTube y demás portales de vídeo en streaming. Y todo ello, cuando los más recientes estudios de mercado revelan que más del 80 por ciento de internautas que recurren a estas plataformas de vídeo a la carta aprovechan para escuchar en ellas sus artistas musicales favoritos.

 

El nuevo escenario que permanentemente se replantea en el sector permite sugerir no pocas preguntas que irán surgiendo durante los 60 minutos de análisis y debate. Así, por ejemplo: ¿cuál es la importancia que mantiene la radio en la promoción y difusión musical con la irrupción de las diferentes ofertas digitales? ¿Tienen menos peso las novedades en las listas de canciones, ahora que podemos escuchar cualquier tema de cualquier época? ¿Qué son los cazahits o playlisters y qué influencia pueden tener a la hora de afianzar el éxito de un nuevo artista o una nueva composición? ¿Cómo conseguir un incremento en la lista de suscriptores cuando España se caracteriza tanto por sus enormes índices de afición musical como por su tradicional recelo a los modelos de pago?

 

Los planteamientos son abundantes y las derivadas del debate, seguramente innumerables.

 

Agedi y la tecnología aplicada a la gestión

Justo al final de la mesa redonda coordinada por Promusicae, los acreditados al BIME Pro pueden enlazar con otro importante debate que promueve en este caso Agedi, la Asociación de Gestión de Derechos Intelectuales. Lleva por título La tecnología, clave para la eficacia y transparencia en la gestión de los derechos y ha sido programada entre las 17.15 y las 18.15 horas, justo al término del encuentro previamente referido.

Los ponentes, en este caso, serán el Administrador de Agedi, José Ángel Bueno, y el director de Desarrollo de Software en esta entidad, José Antonio Delgado. Ambos revelarán las diferentes nuevas herramientas tecnológicas que ha desarrollado Agedi en los últimos años para perfeccionar la “eficacia, eficiencia y transparencia” en la gestión de los derechos de propiedad intelectual. Se trata de una mejora decisiva para los socios de Agedi y, en general, todos los productores musicales, puesto que estos derechos resultan ahora mismo fundamentales para las cuentas de resultados de muchas compañías.

 

¿Más información?

Relabel Comunicación: 91 435 68 08

Correo electrónico: prensa@relabel.net