22-11-2018

COMUNICADO CONJUNTO DEL SECTOR DE LA MÚSICA:

El infundado temor de YouTube

La campaña de YouTube contra el artículo 13 de la Directiva de Copyright, muestra una total falta de respeto por el procedimiento legislativo democrático en la Unión Europea. Las revisiones llevadas a cabo en la Directiva han sido debatidas ya durante cuatro años y las tres principales instituciones de la Unión Europea han mostrado su postura con respecto a esta. La Comisión, el Consejo y el Parlamento, todos, han llegado a la misma conclusión de que existe una brecha de valor, por la que los servicios de descarga de música están consiguiendo grandes cantidades de dinero con el contenido de los creadores que sus usuarios se descargan, pero sin pagar a los titulares de los derechos que son los legítimos propietarios de esos contenidos. El resultado es una grave distorsión en el mercado digital europeo que perjudica gravemente a los titulares de derechos, a otros servicios digitales y a los ciudadanos en general.

 

Para corregir esta situación, plataformas como YouTube deben asumir su responsabilidad por el contenido que utilizan y por el que generan dinero, remunerando equitativamente a los creadores y titulares de derechos del mismo.

 

Constantemente YouTube se refiere de forma amenazadora a las “consecuencias involuntarias” si se adopta la Directiva, y amenaza con bloquear el contenido, en vez de mostrar su voluntad de acatar las leyes y remunerar equitativamente a los titulares de los derechos. De hecho, la Directiva ofrecerá equidad para los titulares de los derechos, equidad para todas las plataformas, creando una igualdad de oportunidades por las que todo el mundo acatará las mismas reglas, y equidad para con los titulares de derechos que serán equitativamente remunerados por su contenido creativo. Es en nuestro propio interés promover la creatividad en línea (online) y no restringirla.

 

Aunque las aclaraciones propuestas por las instituciones de la Unión Europea no sean del agrado de YouTube, estas contribuirán a un crecimiento sostenible y equilibrado de los mercados digitales europeos con el fin último de beneficiar a todas las partes interesadas en la cadena de valor digital, incluyendo a los ciudadanos.

 

Muchos miles de artistas, autores, editores, sellos, managers, compositores internacionales han urgido a la Unión Europea para que encontrara una solución a la brecha de valor (value gap). La campaña de última hora de YouTube, creadora de un temor sin fundamento, debe ser considerada como lo que es: un intento de hacer descarrilar el proceso legislativo democrático en la Unión Europea.

 

 

Acerca de las organizaciones:

 

GESAC – GESAC representa a las sociedades de autor en la Unión Europea, Islandia, Noruega y Suiza. Como tal, representa a más de un millón de creadores y titulares de derechos en las áreas de música, audiovisuales, artes visuales y obras literarias y dramáticas.

 

ICMP- ICMP es una asociación comercial de ámbito mundial que representa los intereses de la comunidad de editores de música en el ámbito internacional. Los miembros que componen la ICMP son asociaciones de editores de música de Europa, Oriente Medio, Norteamérica y Sudamérica, África, y de la región Asia-Pacífico. Entre ellas están incluidas compañías líderes internacionales de independientes y multinacionales y editores musicales locales y nacionales, sobre todo pymes, en todo el ámbito mundial.

 

IFPI - IFPI es la organización que promueve los intereses de la industria fonográfica internacional en todo el mundo. Entre sus miembros se encuentran 1.300 compañías multinacionales e independientes en 59 países. También cuenta con grupos nacionales de la industria fonográfica afiliados en 57 países. La misión de IFPI es promover el valor de la música grabada, hacer campaña sobre los derechos de los productores fonográficos y ampliar los usos comerciales de la música grabada en todos los mercados en los que operan sus socios.

 

 

IMPALA – IMPALA es la asociación europea de compañías discográficasindependientes. Su misión es hacer crecer el sector de la música independiente, consiguiendo un mayor beneficio para los artistas, promover la diversidad cultural y empresarial, mejorar el acceso a la política y modernizar la percepción que se tiene del sector de la música.

 

 

Ver documento sobre El infundado temor de YouTube