14-05-2008

Estados Unidos incluye a España en su "lista negra" de los países que no combaten la piratería.

Las industrias culturales americanas denuncian el incremento "critico" de las descargas ilegales.

La Oficina de Comercio de los Estados Unidos acaba de incluir a España en su Lista Especial 301, una clasificación mundial de aquellos países que no protegen suficientemente la propiedad intelectual ni toman las medidas adecuadas para combatir la piratería. La Oficina ha tomado esta determinación tras verificar las quejas de la Asociación Estadounidense de la Industria Discográfica (RIAA, en sus siglas inglesas) y la Alianza Internacional de la Propiedad Intelectual (IIPA), que reclamaron la inclusión de España “por el incremento exponencial, particularmente crítico, de las descargas ilegales”, en palabras del vicepresidente internacional de la RIAA, Neil Turkewitz. Este diagnóstico coincide con el estudio cualitativo sobre el consumo de música en España, presentado hoy por Promusicae y que confirma que los jóvenes españoles “consumen mucha música, pero no ven necesario comprarla”.

 

La 301 es una especie de lista negra que toma su nombre del artículo de la ley americana del comercio por el que las autoridades instan a “identificar a aquellos países donde no se proteja de forma adecuada y efectiva la propiedad intelectual de los estadounidenses”. En los casos más extremos, esa ley recoge la posibilidad de imponer sanciones a los países infractores.


Aunque también destaca la falta de iniciativa del gobierno español a la hora de luchar contra la piratería física, en la última edición de la Lista Especial 301 aparece España como uno de los países europeos donde se requiere un progreso inmediato en la lucha contra la piratería en línea.
“En Estados Unidos preocupa que el gobierno español no haya sido capaz de arbitrar medidas para el creciente problema de la piratería por Internet”, señala el informe final de las autoridades comerciales de aquel país. “Nuestra industria cultural”, prosigue este documento, “coincide en señalar que España es uno de los peores países europeos a este respecto. La percepción ciudadana es que el intercambio de archivos p2p es legal, los jueces no han impuesto ninguna sanción disuasoria y los propietarios españoles de derechos carecen de herramientas para defender su trabajo”.

 

China, Rusia, México

 

En total, son cerca de 60 los países de los cinco continentes cuyas deficiencias en la defensa de la propiedad intelectual se denuncian en este documento. Un año más, encabezan el listado de países con problemas de piratería China (donde las copias ilegales representan el 90 por ciento del mercado) y Rusia, “un mercado en el que, pese a algunas tímidas mejoras, una de cada dos copias es pirata y las discográficas estadounidenses pierden más de 300 millones de dólares anuales”. A continuación se denuncia el caso de otro país con un problema endémico en esta materia: México. “A pesar de los enormes esfuerzos de la Fiscalía General del Estado”, se lamenta Turkewitz, “el índice de piratería mexicano se ha vuelto a disparar hasta el 71 por ciento”.

 

Canadá también recibe una importante llamada de atención por parte de las industrias culturales de EE UU, “por su reiterado fracaso en modificar su Ley de Propiedad Intelectual para incorporar los retos de las nuevas tecnologías”.

 

Por el contrario, la Lista 301 alaba los ejemplos de Francia y Bélgica, que proponen suspender el acceso a Internet a los infractores frecuentes o establecer determinados filtros que impidan el intercambio de archivos bajo mandato judicial. “A estas alturas”, concluye Neil Turkewitz, “los proveedores de servicios ya no pueden limitarse a mantener una postura pasiva. Este 2008 debe ser el año en que la cooperación entre los titulares de derechos y las empresas de telecomunicaciones permita asentar la legitimidad, seguridad y confianza en el espacio digital”.
Antonio Guisasola, presidente de Promusicae, ha señalado que la aparición del nombre de España entre los países menos respetuosos con la propiedad intelectual “es una consecuencia obvia de la falta de actividad de las autoridades españolas en la lucha contra la piratería en Internet”. A su juicio, “mientras otros países están tomando ya acciones claras y decididas para defender su cultura, aquí seguimos filosofando y fomentando la consolidación de la piratería en Internet. Parece mentira que, cinco años después, volvamos a caer en la misma inactividad con que se afrontó en su momento el problema de la piratería física”.

 

¿Más información? www.promusicae.es
Relabel Comunicación: 91 435 68 08

Correo electrónico: prensa@relabel.net