21-10-2021

IFPI publica Engaging with Music 2021, un estudio que profundiza en los hábitos de consumo de música a nivel mundial

Se trata de la mayor encuesta de su clase, realizada online entre 43.000 personas de 21 países

El tiempo que dedicamos a escuchar música crece en todo el mundo. Según el estudio Engaging with Music 2021 que hoy IFPI, la Federación Internacional de la Industria Fonográfica ha presentado en Londres, los aficionados a escuchar música de todo el planeta hemos dedicado, de media en el último año, un total de 18,4 horas semanales –frente a 18 horas en 2019– algo que sería equivalente a la escucha de 368 canciones de una duración aproximada de 3 minutos.  La macroencuesta llevada a cabo entre los meses de junio y julio de este año se realizó con 43.000 personas de entre 16 y 64 años de 21 países (Alemania, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Corea, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, México, Nueva Zelanda, Países Bajos, Polonia, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Suecia) que en su conjunto suponen el 91% del mercado discográfico mundial. El estudio, realizado por la firma AudienceNet, también abarcó a China e India, aunque los resultados de estos países no se incluyen en los datos globales debido al tamaño y naturaleza propia de estos dos grandes mercados.

 

Streaming y suscripciones

A la vista de los resultados que recoge el Engaging with Music 2021, la escucha de música en streaming se convierte en la forma elegida mayoritariamente por los encuestados para disfrutar de ella. La escucha, en concreto a través de suscripciones a estos servicios en línea de audio, creció un 51% y es valorada por la autonomía que permite para elegir artistas y canciones. Un 68% de los entrevistados afirmaron buscar sus canciones favoritas frecuentemente mientras que un 62% creaban sus propias listas para escuchar más de una vez a la semana.

 

Innovación y diversificación

Gracias al esfuerzo de la industria discográfica en inversión e innovación en todos estos últimos años, se ha logrado facilitar el acceso a la música desde aplicaciones que permiten incrementar la experiencia de los usuarios. Este es el caso de algunos nuevos hábitos de consumo de música observados que cogen una mayor fuerza. Vídeos cortos, donde se puede cantar sobre la música o que permiten competir en retos de baile, son ya muy populares en las redes sociales. El 68% del tiempo que pasan en esas aplicaciones es viendo contenidos que incluyen música. Otro dato que desprende el estudio es la dedicación, cada vez más popular, a la visualización de conciertos en directo vía streaming (una tercera parte de los encuestados afirmaron haber visto uno en el último año).

 

Bienestar, géneros sorprendentes y permanencia de piratería

La presencia de la música en nuestras vidas es fundamental. Contribuye a nuestro bienestar, se la relaciona con momentos de disfrute y confort, y ha servido de refugio para muchos en los momentos más difíciles por los que recientemente hemos pasado, especialmente para los más jóvenes encuestados. El 68% de entre 16 y 19 años valoraron que el flujo de novedades discográficas de sus artistas favoritos no cesara durante el espacio de tiempo más complicado de confinamiento. Un 87% confesó haber recurrido a la música durante la pandemia como fuente de distracción y felicidad.

 

La riqueza de la música se pone de manifiesto especialmente en las contestaciones de los encuestados en cuanto a los géneros musicales a los que suelen recurrir en sus escuchas.  La variedad musical presente en todo el planeta es enorme y, más allá de los géneros más populares, sorprenden los más de 300 nombrados por al menos una persona de los 43.000 entrevistados. Gqom, axé, y las canciones hokkien son algunos de estos desconocidos géneros que han visto la luz en el estudio, toda una invitación para explorar los inmensos catálogos a nuestro alcance.

 

En el amplio estudio presentado contrastan detalles de todo tipo.  Un 74% escuchan la radio principalmente por la música que se programa. Otros, sin embargo, recurren todavía a la piratería para escuchar o descargar canciones (un 29%). Esta ilegalidad que se sigue practicando por casi la tercera parte de los encuestados preocupa especialmente a la industria, que ya trabaja en el futuro crecimiento del ecosistema musical y percibe claras amenazas en este tipo de acciones.

 

Frances Moore, Presidenta de IFPI, declaró durante la presentación que “Engaging with Music 2021 nos ofrece información de cómo los seguidores y aficionados a la música de todo el mundo disfrutan cada día más de ella y en más soportes que nunca antes, con un rápido crecimiento de los vídeos cortos en redes sociales, los directos en streaming y la música en juegos. Todo engrandecido por el amor a la música de la gente. Las compañías discográficas han ayudado a los artistas a desarrollar su visión, lanzando una gran cantidad de canciones a multitud de plataformas, empleando nuevas tecnologías para abrir camino y tender lazos entre los artistas y sus seguidores”. Respecto a la piratería, añadió: “Haremos campañas para asegurarnos que los gobiernos de todo el mundo implementen o mantengan un entorno justo en el que se pueda desarrollar de forma segura nuestra actividad comercial”.

 

Descarga Engaging with Music 2021 aquí

 

 

 

¿Más información?

Relabel Comunicación: 91 435 68 08

Correo electrónico: prensa@relabel.net